Ruta de las Fuentes de Berja

La estructura territorial de Berja no se explicaría sin el conocimiento de sus fuentes y manantiales; ya los romanos las utilizaron y los árabes les dieron esplendor. Las fuentes representan la mejor expresión popular de la vida cotidianaen Berja.

En el siglo XIX las fuentes de Berja adquirieron un protagonismo muy especial. Esa agua, que procede en su mayoría de la Sierra de Gádor, fue aprovechada para una ciudad que, al amparo de una floreciente minería de plomo, se consolidó como una de las urbes más importantes de la Almería del 1.800. Gracias a toda una red de fuentes de diversos estilos, entre los que destaca el neoclásico, los ciudadanos comenzaron a disfrutar de las ventajas del abastecimiento.

Se cuentan más de treinta fuentes, divididas tanto en el caso urbano como en el extraurbano. Esta distribución permite al visitante, al realizar la ruta, no sólo admirar estas interesantes obras, sino que al mismo tiempo puede disfrutar de la contemplación del patrimonio cultural, artístico, histórico y natural, así como de la importante tipología constructiva y arquitectura popular del municipio.