Ruta de las Adelfas

Esta ruta permite acercarse a conocer este poblado enclavado en la Sierra Baza-Filabres, siguiendo las antiguas veredas utilizadas por los lugareños para desplazarse hasta la población.

Bajamos desde la plaza Cruz de S. Juan por el camino de la Fuente del Manzano hasta el río Nacimiento y descendemos por su cauce hasta tomar la cuesta del Molinillo que comunica con el camino Real. Siguiendo hacia la derecha, tomamos la vereda de la cortijada de Los Leones, actualmente deshabitada, y descendemos por un camino excavado en la roca a la rambla Alfarache, que remontamos hasta tomar en el barranco de la derecha la vereda de Las Adelfas.

Esta vereda nos conduce a Las Adelfas Bajas, encontrándonos, inmediatamente antes de llegar al caserío, el impresionante puente de Las Adelfas. En la clave del arco central se aprecia un escudo donde figura inscrita en francés la fecha de su construcción (2-MARS-1894) el día 2 de Marzo de 1894. En Las Adelfas Bajas de Levante puede visitarse, una vez solicitada la llave, la ermita S. José, Patrón del poblado, y por la vereda de bajada a la rambla nos dirigimos a Las Adelfas Bajas de Poniente, apreciándose en el muro exterior de una vivienda una curiosa decoración antropomorfa.

Remontamos esta rambla y nos dirigimos hacia Las Adelfas Altas de Levante, tomando la vereda ascendente flanqueada de pitones, que nos conduce al caserío abandonado. Una mirada al entorno invita al viajero a recrearse al pasear y contemplar el modo de vida de aquellos aldeanos con sus típicas viviendas de las que algunas se encuentran en aceptable estado de conservación.

Siguiendo el camino de bajada a la rambla, que nos lleva a la balsa de Las Adelfas, podemos aprovechar para refrescarnos, descansar, y visitar el Peñón de Basalta. Se comenta que la empresa francesa adjudicataria de la obra ferroviaria Fives-Lille lo compró a su propietario como material de construcción para el puente de ferrocarril, pero cuando iba a ser barrenado se arrepintió su dueño porque prefería que siguiera sirviendo de parapeto de contención de las aguas de su bancal. Todavía puede apreciarse la barrena hendida en lo alto de este peñón.

Ascendiendo por la vereda que se prolonga, llegamos a Las Adelfas Altas de Poniente, donde se mantienen desafiantes al tiempo varias viviendas así como el terreno aparatado ganado a la montaña y destinado al cultivo agrícola para la subsistencia de aquellas familias campesinas.

El regreso lo tomamos bajando a la rambla de Las Adelfas, y al pasar bajo el señalado puente, tomamos el camino que discurre junto al cortijo del Tío Restoy. Cruzamos la carretera de Escúllar junto al cortijo “Juan Basilio”, donde fue capturado el afamado bandolero “El Bendito” por la Guardia Civil, y proseguimos el citado camino de Las Adelfas que nos conduce a la carretera de la Estación. Desde aquí proseguimos por esta carretera que nos encamina directamente hasta el pueblo.