La alpujarra almeriense, vista a través de su memoria botánica y geológica

Un itinerario autoguiado e informativo, denominado ‘Paseo de La Alpujarra. Memoria botánica y geológica de una comarca’, ayudará a interpretar los recursos botánicos y geológicos del territorio de La Alpujarra almeriense, a partir de paneles interpretativos, concebidos como miradores panorámicos. Este nuevo atractivo turístico contará con un equipamiento y adecuación urbanística para adaptar el espacio como paseo peatonal accesible a los vecinos de Santa Cruz de Marchena y resto de visitantes.

Los títulos que identificarán los atriles panorámicos serán ‘Botánica y cultivos de tradición islámica’, ‘Sierra Nevada, el techo de Almería’, con una visión orientada a esta cadena, y ‘La Alpujarra, un mundo de montañas’, centrado en la historia geológica de la zona y de La Alpujarra en general.

En este sentido, Antonio Manuel Ortiz Oliva, alcalde de Abla y también presidente del ADR Alpujarra Almeriense y del Plan Turístico, considera que “este paseo botánico y geológico tiene una profunda vocación de difusión cultural, turística y educativa, que informan al visitante de las características del paisaje de una manera sintética y global, dividiendo cada uno de ellos en dos informaciones complementarias”.

Por su parte, el alcalde de Santa Cruz de Marchena, Felipe Berenguer, cree que “esta actuación va a suponer un aliciente más para el pueblo y para toda la comarca, dará vida para que la gente se anime a visitarnos. Al final se trata de sumar incentivos, como los tres senderos que inauguramos recientemente, para que los turistas conozcan esta zona”.

El contenido

La memoria botánica ofrecerá un análisis de las tres especies vegetales relacionadas con la huella islámica en la actualidad, higuera, granado y arrayán morisco, pero dando especial protagonismo a la singularidad de esta última especie botánica, de gran belleza, de carácter endémica y que se creía prácticamente desaparecida, pero que ahora, por primera vez, será reintroducida en el ámbito almeriense.

Por su parte, la memoria geológica o lapidario, permitirá crear una sencilla colección de rocas representativas de las tres grandes formaciones que definen esta parte de La Alpujarra: Sierra de Gádor, el fondo del valle y el extremo de Sierra Nevada. Las rocas seleccionadas, que se dividen por los dos grandes conjuntos orográficos que conforma la comarca, serán calizas dolomíticas de Terque, utilizadas habitualmente como roca para usos constructivos y ornamental; filitas y cuarcitas rojas de Alhama; cuarcita blanca de Instinción; bloques de travertinos de Alicún, usada como roca ornamental, uso constructivo y para la obtención de cal; micaesquisto, roca metamórfica de edad Paleozoica de Alboloduy; yesos permotriásicos de Rágol; areniscas laminadas de Santa Cruz; o hematites carbonatada para la obtención de hierro de Sierra Nevada.

El gerente en funciones del Plan Turístico, Agustín Cabrera, recalca que el recorrido peatonal y parque periurbano “contará con equipamiento público, bancos para sentarse y papeleras, que se distribuirán a lo largo de todo el recorrido, además de jardineras con acometidas de riego por goteo con objeto de embellecer la zona”.